Descargate gratis nuestra App para Android y iPhone



Categorías

Dermatitis atópica

Dermatitis atópica
0votar
1 2 3 4 5
Gracias por votar este artículo

¿Sufres dermatitis atópica? ¿Tienes dudas sobre los cuidados corporales necesarios para tratarla?

Esta semana vamos a hablaros sobre un problema cutáneo que afecta al 2-5% de los adultos y hasta el 10-20% de los niños. Se dice que las personas que la sufren tienen piel atópica.

Es un trastorno que tiene un origen inmunológico y puede ser heredado genéticamente. Se caracteriza por una piel seca, que tiende a la descamación y se irrita. Esto se debe a alteraciones en la formación de la piel, lo que da lugar a que no se retenga la hidratación adecuadamente y ésta no cumpla con su función barrera. Las principales características de las pieles atópicas son: rojeces, irritación, picor y tendencia a infecciones por E. aureus. El picor es el signo que determinará que se trata de una piel con tendencia atópica. Suele cursar con brotes, durante los cuales aparecen eczemas en la piel.


A continuación vamos a hacer un resumen de los principales tratamientos y cuidados de este tipo de piel:

Los baños: en las pieles atópicas está recomendado tomar baños en lugar de duchas. Deben ser de entre 5 y 10 minutos con agua templada y es recomendable usar aceites para favorecer la hidratación y calmar el picor. Por supuesto, no deben usarse esponjas ni guantes de crin. Tras el baño se debe secar la piel cuidadosamente e hidratarla.

La hidratación: deben utilizarse cremas con muchos lípidos (humectantes), que contengan activos para calmar el picor, sustancias antiinflamatorias y a ser posible, que impidan el sobrecrecimiento bacteriano. No todas las cremas disponibles en el mercado y orientadas a este tipo de pieles cumplen con todas estas características. Pero al menos, deben calmar el picor e hidratar intensamente.

Debemos destacar que es muy importante seguir usando productos específicos entre los brotes, sobre todo los geles de baño. Cabe mencionar que, a menudo, las personas al volver a sufrir las lesiones, piensan que los geles y las cremas que utilizan para tratarlo han dejado de hacer su efecto y deciden cambiarlas. Esto es un error, ya que al tratarse de un trastorno crónico y que cursa con brotes, nunca se puede curar. Tan solo podremos hacer que cada vez haya más tiempo entre brote y brote.

En cuanto al tratamiento farmacológico:

El medico recetará corticoides tópicos para curar las lesiones que aparecen durante los brotes. No se debe abusar de este tipo de cremas ya que, a largo plazo, pueden blanquear la piel y provocar otros efectos secundarios. Por otro lado, podría recetar antibióticos tópicos para tratar las sobre infecciones, así como antihistamínicos para calmar el picor.

En los últimos tiempos, algunos estudios han demostrado que tomar probióticos durante el embarazo, así como el bebé, durante el primer año de vida, puede prevenir este problema en los niños. Por otro lado, la fracción EPA de los ácidos grasos omega-3 tomada por vía oral tiene efecto antiinflamatorio sobre la piel.

Por lo tanto, debemos saber que un correcto cuidado de la piel en estos casos es fundamental para evitar los posibles brotes y mejorar la calidad de vida de los pacientes.

Esperemos que os haya resultado interesante y os dejamos una selección de productos para piel atópica disponibles en nuestra tienda online.

 

Comentarios

There is no comment

Dejar un comentario

Introduzca su nombre
Introduzca su nombre
Introduzca su email, no publicaremos tu correo electrónico
Introduzca su sitio web
Introduzca su comentario
Introduzca el código captcha
©2014. Todos los derechos reservados. Desarrollado Qwerty Informática S.L . Diseñado por Qmarketing.